lentes-canon

Zoom in, zoom out, tele, angulares. ¿Qué lente usar y qué sensación provoca ese lente en el espectador?

Usar un lente largo o uno corto evoca dos emociones completamente diferentes. Una vez uno entiende cuales son las emociones que cada lente otorga, estás más preparado al momento de decidir qué lente utilizar en cualquier circunstancia. Para poder entender estas diferencias miremos primero cuáles son nuestras opciones.

 

Zoom y lentes Prime

Hay dos tipos de lentes, zoom y fijos (también conocidos como prime). La longitud de un lente está medida en milímetros, con un zoom tienes la habilidad de ir, por ejemplo, de 25mm a 200mm. Por el contrario con un lente fijo solo tienes una única medida de distancia.

Por ahora nos enfocaremos en cuándo usar un tele, un medio o un angular, independientemente de si es en un zoom o un prime, los principios que aplican son los mismos mientras tengas claro el milimetraje y en cuál de estos segmentos de distancia te encuentras.

50mm

Cuando filmas en 35mm o con un sensor de 35mm el lente de 50mm representa la distancia a la que el ojo humano ve. Teniendo esto en cuenta miremos qué ocurre cuando empezamos a abrirnos más hacia el lado de los angulares.

Angulares

Mientras más abiertos sean nuestros lentes, más nos acercamos a la sensación de ojo de pez. Empezamos a ver más del espacio, muchos más objetos empiezan a aparecer en foco. De la misma manera la imagen empieza a distorsionarse hacia los bordes. Esto lo puedes haber experimentado con las cámaras deportivas que usan lentes ultra-wide para capturar la mayor información del espacio posible o cuando estás en una locación muy pequeña que no te da la oportunidad de usar un lente más largo.

Narrativamente, los lentes angulares son perfectos para crear un look surreal porque comparado con el ojo humano, son más amplios. El ojo no está acostumbrado a recibir tanta información sin tener que estar moviendo la cabeza. Mientras más angular, más distorsionada será la realidad. Si deseas un efecto abstracto y surreal los lentes angulares, sobretodo debajo de 16mm, son la mejor opción.

Con los lentes angulares también es más fácil mantener a los objetos o personajes dentro del espacio de foco, por eso mismo los lentes angulares son los más utilizados para hacer planos de establecimiento donde necesitas proyectar la mayor cantidad de información en foco en una sola imagen.

Telefoto

Imaginemos que tenemos un lente tele como un 85mm. Ahora el plano es más apretado; no tenemos tanta información tanto a derecha como a izquierda. También reducimos drásticamente nuestra profundidad de campo, muchos menos elementos están en foco. En comparación con nuestros ojos o con el 50mm, ahora estamos más enfocados en el objeto o personaje y no tanto en el entorno. También dejamos atrás esa distorsión a los bordes de nuestra imagen. Todo es un poco más plano.

Mientras más largo es el lente, más íntimo es el plano. Es perfecto para retratos o beauty shots, por ejemplo, en una escena donde dos personas hablan de algo importante para ellos, usar el tele nos hará sentir físicamente más cercanos a ellos y sentir empatía con lo que dicen.

Para los planos de naturaleza, los lentes largos son usados para mostrar detalles y enfocar al espectador sobre puntos o momentos específicos. Nuestros ojos se direccionan a la parte de la imagen que está en foco. Cuando toda la imagen está en foco, nuestros ojos deambulan por toda la imagen. La baja profundidad de campo hace que los ojos al irse del punto de atención vuelvan rápidamente al segmento que está en foco.

Conclusión

Aunque todas esas reglas o principios básicos pueden modificarse dependiendo de qué quiera uno contar, son un primer paso para acercarse a la toma de decisiones a la hora de escoger lentes. Si queremos ver más del entorno o espacio, dejar que respire la imagen y que los ojos viajen por todo el cuadro, usamos lentes angulares. Si nuestra idea es hacer planos más íntimos  o generar atención específica sobre algo, usamos lentes tele; y si queremos mantener el punto de vista del ojo humano usamos el 50mm.

Ahora, el frame puede ser el mismo usando diferentes lentes, pero el efecto y el mood cambiará dependiendo de cuál uses. Por ejemplo, un primer plano siempre será un primer plano no importa que lente uses. Si usas un lente angular deberás moverte más cerca de tu objeto o personaje, con el tele tendrás que alejarte para conseguir el mismo valor. Con el lente angular en el caso de un retrato la persona parecerá tener más profundidad (ejemplo: la nariz más grande). Por el contrario con el lente tele la cara del personaje, teniendo el mismo valor que con el lente angular, se verá más plana.

Cuando mires tus fotografías o planos favoritos trata de adivinar qué lentes usaron, mira la distorsión, los elementos en foco, si la cámara está lejos o cerca, etc. Empezarás a reconocer un patrón y seguramente empezaras a ver cuándo una decisión de lente funciona o no. Empezarás a reconocer los errores o los aciertos.