A partir de un trabajo solicitado por la Universidad Nacional de Colombia en pro de la conservación mundial de las abejas, debía realizar dos fotografías para impresión en gran formato. Mi equipo fotográfico estaba listo y el concepto técnico también, o al menos eso creía yo.Cuando llegaron con las dos abejas para fotografiar, yo tenía listo el estudio con

cuatro luces monolights. El trabajo lo veía fácil, ya que eran especies recolectadas para estudio

y por ende, las tendría en la misma pose durante el tiempo que necesitara. 

Mi técnica era conseguir la mayor profundidad de campo a partir de un diafragma cerrado con el fin de obtener la mayor nitidez. El objetivo utilizado fue un MP-E 65 5X de Canon, el cual me permite aumentar la imagen cinco veces al tamaño real, con un diafragma f/22. La pre visualización me mostraba un foco perfecto, pero al momento de hacer la foto y verla en el computador me daba cuenta que no tenía una perfecta nitidez, mi tiempo de obturación

era 1/200 de segundo; tiempo límite de sincronización de mis unidades de flash, descartando trepidación. 

 

 

El problema que tenía era de aberraciones ópticas, efecto físico que no me permitía una nitidez aceptable.  El paso a seguir fue realizar un ejercicio para encontrar el punto de mayor nitidez que me ofrecía el objetivo, a lo que llamamos punto dulce. 

 

 

Para hallar el punto dulce de un objetivo hay muchos ejercicios, yo lo hago poniendo una hebra de hilo de color sobre una superficie blanca y enfocando la punta del mismo a la mínima distancia permitida, así realizo fotografías en todos los diafragmas incluyendo pasos y tercios; esto porque he visto que varios objetivos de la misma referencia pueden variar por uno o dos tercios el punto dulce. Las fotografías realizadas las reviso en la pantalla de mi computador y determino la imagen con mayor nitidez, en mi caso la foto hecha con diafragma f/13 me daba los mejores resultados.

Así obtuve dos imágenes que fueron impresas en gran formato y que describen gran detalle de estas especies.

 

Por: Héctor Aguirre

www.haguirrephoto.com

info@haguirrephoto.com

@haguirrephoto