De niño uno de mis sueños era ser piloto, quería volar y conocer el mundo; de hecho, creo que muchos soñaban lo mismo. Lo que nunca imaginé fue que, piloteando mi pequeña cámara fotográfica, encontraría esa profesión que me permitiría volar y conocer el mundo.

Pasé muchos años aprendiendo a hacer fotografías. Cada escuela me ha dejado un legado, pero cada foto se ha convertido en mi gran escuela.

Siendo un explorador de cada técnica, un día me encontré con alguien que necesitaba un servicio de video subacuático y, aunque he sido buzo desde hace mucho tiempo, no me atreví a realizar aquel trabajo; pues sabía que era una enorme responsabilidad y no estaba en la capacidad de responder como merecía. Sin embargo, esto me llevó a estudiar dicha especialidad.

Ahora siento que en cada inmersión puedo volar, mantener mi lugar con tan solo un respiro y registrar un mundo incógnito que en momentos yace como una pintura surrealista.

Cómo ejercerla
La fotografía subacuática es una especialidad como cualquier otra. Por lo tanto, antes de empezar a estudiarla, se debe tener muy claro el manejo de la cámara en los siguientes temas: controladores de luz; diafragma, tiempo e ISO, prioridades de exposición, objetivos, sistemas de enfoque y distancia hiperfocal (Leer artículo Distancia Hiperocal, una gran herramienta)1, principalmente.

Se deben realizar muchas fotografías para conseguir tomar decisiones rápidas en un momento determinado. Una vez se haya dominado esto, podemos hablar del buceo, la siguiente fase del fotosub, en donde encontraremos una serie de niveles que nos mostrarán progresivamente cómo ser un buzo autónomo al poder manejar los equipos de scuba y sobre todo, nuestro cuerpo para garantizar una inmersión segura.

Podemos encontrar diferentes agencias que pueden certificar la actividad del buceo en todo el mundo. Todas estas tienen una fase inicial conocida como la certificación de buzo autónomo en aguas abiertas, fase en donde aprenderás el manejo y cuidado del equipo y normas de seguridad. Luego sigue el nivel de buzo avanzado, siendo éste el ideal para empezar nuestro ejercicio de fotografía subacuática; ya que nos enseñarán a tener un mejor dominio de la flotabilidad, tema indispensable para sentirnos cómodos a la hora de realizar nuestras fotografías bajo el agua y proteger en el ejercicio los frágiles ecosistemas marinos.

Ahora bien, con respecto al equipo fotográfico podemos usar desde Cámaras PowerShot a Réflex, que al ponerlas dentro de una carcasa, lograremos sumergirlas para realizar nuestras fotografías. También existen las bolsas plásticas hechas específicamente para esta actividad, opción que personalmente no uso para mis equipos.

Entonces, ya con nuestro equipo y conocimiento bien estructurado, podemos sumergirnos en una explosión de magia en la búsqueda de cualquier tímido personaje o simplemente esperar a que un curioso amigo venga a buscarte.

Por: Héctor Aguirre
www.haguirrephoto.com
info@haguirrephoto.com
instagram: haguirrephoto

Fuente:
1. Aguirre, H. (2016) Distancia Hiperfocal, una gran herramienta. Blog. Haguirrephoto.com. Disponible en: http://haguirrephoto.com/distancia-hiperfocal-una-gran-herramienta/