Las posibilidades  de luz “puntual”  de la  5D Mark III

Tienes que encontrar qué enciende la luz en ti para poder iluminar a tu manera el mundo.-

Oprah Winfrey.

Por:William Fernando Martínez

Hace algunos meses llegué a la Guajira para realizar un pequeño corto documental para USAID, y sus programas que trabajan para la restitución de territorios en Colombia. Debía al mismo tiempo plantear un concepto nuevo y original sobre un tema que ya era recurrente para muchos fotógrafos en nuestro país:  Los niños wayuu y su desnutrición.

En este punto, cuando creemos que todo ya se ha realizado y ‘sufrimos’ un poco por no poder hacer nada distinto, aparece la luz con sus infinitas posibilidades. Pronto descubrí que nadie había tratado de trabajar en medio  de  las  penumbras del desierto. Pasar la noche en una ranchería, Guajira adentro. La noche en una ranchería cuando ni siquiera aparece la luna es lo más parecido a la oscuridad total.

Poco a poco, pequeños destellos comenzaron a dar un punto de partida; las fogatas de los indígenas, los rostros iluminados por celulares, la atmósfera del interior de los ranchos de madera, de ancianos y niños durmiendo, dieron inicio al ensayo fotográfico que hoy quiero compartir con ustedes.

Inmediatamente cambié mi cámara a la opción de “luz puntual”, que aparece en el recuadro superior de la 5D, identificada con un punto. Inicié mi recorrido mientras los indígenas dormían. Días antes ya había creado un lazo de confianza y amistad que me permitió transitar en silencio por la intimidad de su descanso.

La apertura de diafragma que utilicé fue de (1,4) de mi lente fijo 24 mm de Canon, con una sensibilidad o ISO promedio entre 40 y 800 para no perder calidad y lograr el máximo detalle. Comparto con ustedes los resultados y la justificación conceptual del trabajo titulado “Las Madres Ocultas”, que espero lo disfruten. Cualquier inquietud o pregunta se las responderé a través de este blog. Un saludo a todos y tengan en cuenta una frase que siempre recuerdo cuando hago un trabajo en medio de lo que aparentemente son tinieblas: “Demasiada luz  es como demasiada sombra: no deja ver.”-Octavio Paz.

 http://www.wmartinezphotos.com/madres-ocultas.html

 

LAS MADRES OCULTAS

MADRES INDÍGENAS Y AFROAMERICANAS DE  COLOMBIA

Las poblaciones ancestrales de indígenas y afroamericanos en Colombia conforman una población de más de 11 millones de personas, casi tres millones más que la población total de Suiza. El sesenta por ciento son mujeres, la gran mayoría son madres o serán madres incluso antes de cumplir su mayoría de edad y también serán el centro del núcleo familiar o madres solteras. Este ensayo fotográfico es un homenaje a esas mujeres ocultas. Mujeres en su búsqueda natural por el bienestar y el futuro de sus hijos, que pretenden una vida sencilla en su espacio vital, desde lugares remotos, lugares sin voz, lugares por momentos olvidados.

Rioacha, Colombia April 9, 2016. ( Photo/W MARTINEZ)

 

LAS MADRES OCULTAS

MADRES INDÍGENAS Y AFROAMERICANAS DE  COLOMBIA

Como un pretexto y a manera de metáfora el autor de este ensayo fotográfico retoma una situación especial en los retratos de la época victoriana. La popularización de la fotografía en la última mitad del siglo XIX disparó una gran demanda de retratos de niños. La limitada sensibilidad de las placas junto con la pobre luminosidad de los lentes de la época exigía unos tiempos de exposición de treinta segundos para hacer la foto. Para fotografiar adultos, los fotógrafos disponían de unos soportes reposacabezas para apoyar la nuca y mantener así la inmovilidad durante la exposición. Pero pedir a un bebé o niño que se estuviera quieto medio minuto era y es un imposible. La mejor opción: Los brazos de la madre. Ella sostenía al bebé envuelta en una sábana que le servía de camuflaje para no salir en la imagen. (1*)

MADRES OCULTAS 1012

Como un pretexto y a manera de metáfora el autor de este ensayo fotográfico retoma esta situación especial en los retratos de la época victoriana para hacer un homenaje a la mujer indígena y afro descendiente como dadora de vida y eje del núcleo familiar que se empodera en una lucha pacífica y anónima. Ella es protagonista desde aldeas lejanas y desconocidas. Defiende los ríos, los ecosistemas y reclama lo que de manera ancestral le pertenece y reclama para sus hijos.

Son diversos retos que enfrentan estas mujeres a diario en el país: la violencia en manos de varios tipos de actores armados, la lucha en curso por sus territorios, el desplazamiento forzado, el impacto de la agroindustria, los intereses madereros y mineros. Además de soportar en silencio otra forma de agresión quizás más oculta y destructiva: La violencia intrafamiliar incontrolable en sus comunidades. Este ensayo es un homenaje a esas mujeres ocultas en sus cuatro paredes que con gran fortaleza deben sortear miles de problemas al interior de sus viviendas donde llegan todos las dificultades de sociales.

  1. The hidden      mother,      “La      madre      oculta”      (Mack,      Londres,      noviembre      de      2013),

 MADRES OCULTAS 1015