¿Por dónde empezamos a la hora de hacer un video, cortometraje o pieza audiovisual en la que nosotros somos el director de fotografía o videografo? ¿Cuál es el proceso a seguir? Pues bien, la pre-reproducción es una etapa, a mi modo de ver, muy importante antes de empezar a grabar, de hecho, es la «mise en place» de nuestro plato, de nuestra pieza audiovisual. Me gusta mucho cocinar y comparo el proceso que tiene una película desde su inicio hasta su final con un plato de cocina, es un proceso muy similar, así que vamos a comenzar preparando los ingredientes y herramientas que necesitamos para preparar ese plato, nada como tener una buena organización para que todo salga como nosotros queremos.

A continuación voy a titular cada una de las partes que considero importantes dentro de la pre-producción y el rodaje, teniendo en cuenta que ya estamos contratados o vamos a empezar algún proyecto personal.

LECTURA Y VISUALIZACIÓN

Para eso necesitaremos un guión de lo que vamos a contar, bien sea nuestro, de un amigo o de un cliente. Partimos de la base que tenemos el guión de la película, videoclip o lo que sea, lo primero que vamos a hacer es leer el guión, es una parte muy creativa, así que es bueno estar en un lugar que nos permita la concentración y que nos inspire a leerlo, ya sea con música de fondo, una copa de vino, de agua o lo que a nosotros nos proporcione tranquilidad, comodidad e inspiración y creatividad. Yo lo que suelo hacer es a medida que voy leyendo el guión, voy visualizando el texto en imágenes en mi cabeza para entender la intención de cada escena, la mente por lo general divaga con muchísima creatividad creando ya ambientes, colores y contrastes de lo que estamos leyendo, yo le llamo intuición y creatividad a ese proceso de lectura y visualización. Recomiendo que primero hagamos una simple leída, que nos dejemos llevar por el texto, después podemos hacer una segunda leída e ir haciendo anotaciones que creamos oportunas.

LOCALIZACIÓN O SCOUTING

Ya tenemos nuestras anotaciones y más o menos un mapa mental de la película y sus escenas, ahora es tiempo para organizarnos con el resto de equipo como el director, director de arte, producción, vfx si los hubiese y el resto del equipo (junto con nosotros como directores de foto) que tenga que venir a la localización de espacios para las escenas de la película.

Cuando nosotros vamos a localizar, somos una pieza muy clave para poder aprobar, escoger y decidir los espacios donde vamos a rodar, ya que en función a la luz que nos interese, marcaremos la hora del rodaje de esa determinada secuencia. Si estamos en interiores, ver la altura de los techos, las dimensiones del espacio para que sea fácil entrar y sacar equipos, ventanas que hay, texturas y colores de las paredes, etc… En definitiva, estudiar el espacio para que nos sea práctico rodar.

Hoy en día gracias a los smartphones y tablets, podemos contar con infinidad de aplicaciones que nos pueden ayudar a la hora de localizar, por ejemplo la posición del sol de determinado lugar, calcular exactamente el amanecer/atardecer en determinada época del año, así como la inclinación y punto de zenit del sol, entre muchos otros cálculos. También contamos con aplicaciones para poder ver con el teléfono el encuadre y la óptica que podemos usar, cuadrando los parámetros de la cámara, resolución y óptica que usaremos o queremos usar en el set.

Debemos saber que quizá el momento en el que estamos localizando es verano y nuestra película la vamos a rodar en invierno, la vegetación del lugar cambiará, la posición y el recorrido del sol también y hasta el color del ambiente, importante tener todos los detalles del lugar en cuenta. A medida que vamos viendo los espacios o vamos viendo desde la app del visor de dirección iremos tomando fotografías, panorámicas, 360, para que después podamos tener todo ese material para trabajar desde casa y poder organizar nuestra producción, también ir haciendo anotaciones de cosas que consideremos para acordarnos.

REUNIONES, LECTURAS DE GUIÓN EN EQUIPO

Una vez ya todo el equipo está alineado con el guión, las localizaciones y demás, es momento para seguir haciendo lecturas de guión después de haber localizado, pues es necesario que vayamos muy de la mano con todos los departamentos pero sobretodo con el director, somos su mano derecha, y con el departamento de arte, para ponernos de acuerdo en la paleta de color que vamos a trabajar, maquillaje de actores y demás. También en esta fase es un buen momento para poder hacer pruebas de fotogenia a los actores si lo necesitamos, o si son gente con la que nunca hemos trabajado y no conocemos bien sus pros y sus contras a la hora de iluminarlos y encuadrarlos de determinada manera para la historia de la película.

PREPARACIÓN LISTA DE MATERIAL TÉCNICO

Ya estamos de nuevo en casa y con la visita a las localizaciones hecha, ahora es momento para que nos sentemos a organizar toda la historia junto a las localizaciones y en función a lo que queremos contar, vayamos preparando la lista de material técnico que vamos a necesitar.

Es importante que seamos conscientes de la magnitud del proyecto y que seamos justos y prácticos con lo que vamos a pedir.

PRUEBAS DE CÁMARA

En las pruebas de cámara vamos a realizar principalmente cualquier cosa que necesitemos, por ejemplo sabercómo se comporta el sensor de nuestra cámara a determinado iso, si damos por hechos estos aspectos, vamos a probar los equipos que funcionen correctamente, probar cada una de las ópticas con una carta de foco para saber que están bien colimadas, pruebas de formato o de cuadro, etc…

Una vez ya tengamos todos estos aspectos hechos en el proceso de pre, ya estamos listos para comenzar el rodaje de nuestra peli, eso sí, hasta ahora tuvimos buena parte de trabajo y organización, digamos que esto sería nuestra mise en place, ahora tenemos que ponernos a cocinar para que nuestro plato (película) ¡quede exquisito!

RODAJE

Después de tener todo preparado, llega el día de rodaje, donde vamos a aplicar todo lo que hemos estado alistando y organizando. En ocasiones surgen nuevos problemas, algo que siempre pasa y hay que saber improvisar o aplicar el plan “b” o “c” que previamente hemos tenido que medir en la pre-producción.

Una vez vamos a rodar es importante la elección de la cámara y la óptica, todo eso dependerá obviamente del presupuesto y del proyecto que vayamos a realizar. No es lo mismo hacer un anuncio para una gran marca, que un videoclip para la banda de música de un colega, cada proyecto tiene sus necesidades, pero hay una cosa que es muy clara, hoy en día el mundo de las DSLR nos ha permitido una gran cantidad de ventajas en las producciones tanto de bajo presupuesto como de gran presupuesto, en las dos caben este tipo de cámaras, puesto que la versatilidad vs calidad es muy interesante. Muchas veces me ha tocado filmar algún proyecto en el que estoy solo con mi cámara y no hay mas crew, con lo cual me interesa ir lo más ligero posible en cuanto a volumen y peso, así que esas veces opto por irme con una 5D Mark III una 6D u otra, esta cámara es tan practica para algunas cosas que jamás me iría con una cámara más pesada. Por esto siempre es importante estudiar las características del proyecto y ser prácticos. Hay que tener siempre nuestros equipos listos, limpios, con baterías y tarjetas extras para poder grabar sin preocupaciones.

Nuestro trabajo como director de fotografía no termina en el rodaje si no en la sala de colonización, donde le daremos el acabado final de revelado digital y etalonaje junto la mano de un colorista o nosotros mismo si somos más multifuncionales, depende del proyecto y de las peripecias de cada uno.