Realizar mejoras en uno de los lentes más conocidos de la línea EF de Canon no es tarea fácil, pero Canon lo ha logrado. El nuevo lente EF 70-200mm f/2.8L IS II USM aumenta la velocidad, el rendimiento y la calidad óptica del EF 70-200 f/2.8L IS USM, a la vez que mantiene todas las características que lo han convertido en una leyenda para los profesionales y los aficionados avanzados por igual. El EF 70-200mm f/2.8L IS II USM cuenta con un elemento de fluorita y cinco elementos UD para lograr una mejor calidad óptica y una reducción en la aberración cromática. Tiene una distancia mínima de enfoque de 1.2 m (3.9 pies) en todas las configuraciones de zoom, lo cual es útil para fotógrafos que necesitan realizar acercamientos a sujetos en espacios pequeños. Además, tiene un Estabilizador Óptico de Imagen de próxima generación de hasta 4 paradas de corrección en todas las longitudes focales. Y al igual que en todos los lentes Serie L, el EF 70-200mm f/2.8L IS II USM cuenta con protección contra el polvo y la humedad, además, está diseñado para su uso en entornos exigentes típico de espacios profesionales rigurosos.