Un diseño completamente moderno, optimizado para algunas cámaras SLR digitales EOS de Canon. Su ángulo de visión es equivalente a un lente de 96 mm en una cámara de 35 mm, con un sistema óptico flotante que puede enfocarse hasta obtener una ampliación de tamaño real (1:1) completa. El enfoque interno, accionado por un motor ultrasónico (USM) silencioso y potente de tipo anillo se traduce en que la longitud total del lente nunca cambia durante el enfoque. Este lente es un magnífico lente multipropósito que funciona igual en tomas macro residenciales, en retratos o en fotografías con poca luz disponible. Como todos los lentes EF-S de Canon, su uso se limita a las cámaras EOS 20D, la EOS Rebel digital y la EOS Rebel XT digital (a partir de febrero de 2005).